Go to Top

Líderes conscientes y responsables parte II

Quienes dirigen las empresas son los llamados a imprimir climas de trabajo sanos, culturas que honren los valores humanos y modelos empresariales que sean sostenibles en el largo plazo. Sin embargo, ellos no pueden hacer con sus empresas nada diferente de lo que hacen consigo mismos. En este punto es donde retumba el dicho: “Las cosas se parecen a su dueño”.

El desafío del líder es tener el valor y la humildad de verse en su total dimensión como ser humano. Si está alerta, podrá reconocerse en los espejos que le muestran las personas y las circunstancias a su alrededor y aceptar que aquello que observa en el clima, la cultura y la sostenibilidad de la empresa en la que trabaja, tienen que ver directamente con él. Esto es lo que llamamos el “Efecto Espejo”.

vinilo-para-cristales-efecto-espejo-mvt1740900mir-d1Esta tarea de auto-reconocimiento es ardua, profunda y difícilmente se puede emprender en soledad. Por esto es recomendable contar con un acompañante, una persona que haya transitado y esté transitando por el camino de conocerse a sí mismo y de responderse a las preguntas vitales. Ha de ser una persona con la capacidad de estar presente de manera amorosa, paciente y respetuosa, acompañando así el proceso de auto-conocimiento del líder. No se trata de un consultor, entrenador o consejero. Mejor será un coach o sanador, que esté en el proceso de profundización en sus distintas dimensiones, como se ve en el cuadro anterior y se haya adentrado en el mundo de sus comportamientos, habilidades, creencias y valores, identidad y trascendencia y tenga la capacidad de visualizarse como co-creador de su vida y sus circunstancias personales y profesionales. Esto expande su conciencia y aumenta la probabilidad de que pueda acompañar a los líderes en sus propios procesos de manera más objetiva, compasiva y sin juicios de valor.

De esta manera y con este acompañante, el líder podrá adentrarse en sí mismo, observarse y por ejemplo, comprender que su estado de salud no es fortuito y hacerse responsable de él. Notar cómo su propio cuerpo le grita y encontrar sus propios significados para sus dolencias. En términos muy generales, la cabeza duele cuando los pensamientos, miedos y preocupaciones por el futuro la invaden. La garganta se afecta con las cosas no dichas, las mentiras o el pretender imponerse. La espalda se tensa cuando carga con situaciones ajenas. El corazón duele cuando el respeto y el amor por sí mismo se vulneran. El estómago se irrita con las emociones, en especial la ira, que no se asimilan y eliminan adecuadamente. Pero esto es diferente en cada persona y tiene matices propios a cada uno. Comprenderlo es parte del proceso de auto-conocimiento. En la medida en que el líder avanza en estas comprensiones, se hace más saludable su ambiente interno y así mismo podrá impulsar un clima más sano en la organización que lidera.

CouchingPodrá también comprender que la forma en que trabaja con sus colegas, como toma decisiones, impulsa el trabajo en equipo, se comunica, asume o no riesgos y maneja los destinos de la empresa, están en función de los miedos, certezas y confianza que lo habitan y de las reglas, mandatos, creencias y valores que aprendió en momentos tempranos de su vida. Ellos le dan la posibilidad de verse con ojos enjuiciadores o compasivamente, aprender de los errores o castigarse por ellos. Valorar determinadas cosas y darles menos importancia a otras. Esto le permitirá entrar o no en resonancia con la cultura de la empresa y de acuerdo con eso movilizarla en el sentido que sea más coherente consigo mismo y con las directrices corporativas.

Luego de este proceso de sentirse y observarse, el paso que sigue en el camino del autoconocimiento es aceptarse con todas esas características que le son propias, más aún, amarse con todo ello. Reconocer que algunas  de esas características, de una u otra manera, le han hecho daño a él mismo o han perjudicado a otros, reconciliarse consigo mismo, reconociendo que era la manera en que sabía o había aprendido a comportarse, perdonarse por ello y reparar el daño hecho.  En este punto, es cuando se puede ver a sí mismo como parte de un sistema mayor, reconocer que sus características, comporta- mientos, relaciones, sí afectan a su entorno!  Y es aquí cuando se puede entrar a transformar esa característica dentro de uno mismo y hacer de ella una que le impulse hacia una vida sostenible. Esto es lo que llamamos la expansión de la conciencia. Gracias a ella es que los líderes pueden dimensionar la sostenibilidad del negocio que lideran y reconocer cuál es el impacto que este tiene en el medio ambiente, la economía y en los aspectos sociales internos y externos a la empresa.

imagesDicho así, parecería que todo lo descrito anteriormente es un proceso sencillo, pero no es así. No siempre nos es fácil mirarnos a nosotros mismos y sobre todo, reconocer aquello que nos es doloroso, salir de la zona cómoda en que nos hemos instalado y emprender cambios de fondo. Por esto, nuevamente, ir acompañado se torna indispensable.

Lo que es maravilloso, cuando un líder se atreve a recorrer su mundo interno, responsabilizarse por lo que sucede en él y tomar las acciones pertinentes para evolucionar hacia una vida personal y laboral respetuosa, amorosa, productiva y feliz, es que se pone en evidencia lo que alguna vez dijo Gandhi: “Nada ha cambiado, sólo yo he cambiado, por tanto, Todo ha cambiado!” Este es el liderazgo consciente y responsable que permitirá construir empresas sostenibles.

 ¿Qué tan consciente y responsable de ti mismo estás tú?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Psicóloga, Master Certified Coach de la Federación internacional de Coaches. Experiencia de 12 años en acompañamiento de altos ejecutivos en sus procesos de desarrollo personal y profesional, impulsándolos a ser líderes integrales que fomentan la sostenibilidad de sus negocios. Executive Coach para altos ejecutivos de Nestlé, Purina, Henkel Colombiana, Sony, Seguros Confianza, Sodexo, El Tiempo(Grupo Prisa), Codensa, GSK, Valorem, Instituto KOE, Chevron-Texaco, Tetrapak, Pfizer, Bayer, Bank of America, Banco Mercantil, Chase Manhattan Bank, Grupo Social, Bancolombia, Nortel, 3-Com, Knoll Colombiana, BASF Química, Disney, Brinks de Colombia, Bolsa de valores de Colombia y Pamcol (Saint-Gobain) entre otros. He sido Gerente de Recursos Humanos, consultora en temas gerenciales, docente universitaria y ponente en congresos internacionales de coaching. He publicado libros y artículos sobre liderazgo y la expansión de la conciencia del líder. Actualmente,estoy en proceso de formación como Sanadora Energética.

Últimas entradas de Patricia Afanador (ver todo)

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *