Go to Top

¿Cómo será después? Reflexiona con un coach online

Contrata un coach online y prepárate.

Aprovecha el confinamiento para dar un salto cuántico

“Sin crisis y caos, no hay cambio ni mejora. Cuando nos instalamos en la satisfacción y el bienestar, vienen la parálisis, la pasividad, la autocomplacencia (habitación de la negación).
Solo cuando recibimos un “regalo” de los demás o de la vida, nos inspiramos para poder dar un paso más en la escalada de la evolución humana.
El “regalo” siempre duele, nos genera inseguridad, dolor y miedo. Algunos sucumbimos a ello, aunque no todos…”

 

Lo que necesitamos todos en estos momentos es hacernos preguntas honestas que nos permitan replantearnos todo. Nuestra forma de vivir, valores, prioridades, hábitos y conductas. Esto es lo que nos ayuda a hacer un coach online o un psicólogo.

 

Es cierto que situaciones como las que estamos viviendo han ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad en muchas ocasiones. Son momentos donde la lógica nos invita a cuestionarnos todo lo que nos rodea. Concretamente, a preguntarnos para qué, por qué… y nos confronta inevitablemente con nuestra fragilidad humana y la levedad del ser.

Como todo suceso en nuestra vida, podemos usarlo como acelerador o como freno. Como elemento de crecimiento y aprendizaje, o simplemente cómo fuente de fustigamiento y lo que es peor, de hostigamiento hacia los demás.

Buscar culpables se convierte en la primera tentación humana. Sin embargo, los grandes seres humanos siempre han encontrado en los momentos más duros y difíciles de sus vidas una palanca para mejorar y convertirse en individuos más completos.

Normalmente el sufrimiento y el dolor son fuentes inagotables de bienes inmateriales, que se hacen presentes únicamente cuando aparecen. Citaré algunos de esos bienes a los que me refiero, y que son más valiosos que todo el oro del mundo: la compasión, la empatía, la solidaridad, la humildad, la generosidad, la simplicidad, etc.

Ahora bien, para que se produzca esa reflexión constructiva y enriquecedora, en la mayoría de los casos es imprescindible que nos hagamos preguntas. Para ello nada mejor que la técnica del coaching online.

Encontrar un buen coach online hoy es crítico para aprovechar el dolor, el miedo, la incertidumbre, el shock y la ansiedad y que sean aliados de nuestra evolución interior. Este tipo de profesionales nos ayudará, sin duda, a hacernos las preguntas adecuadas. Estas, nos mostrarán nuestras creencias inconscientes. Una vez conocidas, podremos sustituirlas por otras más adecuadas para adaptarnos con éxito a lo que nos toque vivir.

Si logramos que este acontecimiento mundial nos convierta en mejores personas, más conscientes de nuestra futilidad, habría merecido la pena y el dolor.

La vida, desde mi punto de vista, tiene poco que ver con el mundo material y las cosas. Lo realmente sustantivo es lo intangible: las relaciones humanas, el trabajo en equipo, la colaboración, jugar, disfrutar juntos, reírnos, acompañarnos, luchar por lograr metas, apoyarnos, reconocernos, amarnos.

Mi visión sobre lo que debería ocurrir si todos aprendemos de este gran batacazo, es la aparición de un mundo “glocal”. En este, fijaríamos unos mínimos comunes denominadores imprescindibles para que el hombre en sociedad avance. Básicamente se trata de ejecutar y hacer real la Declaración de Derechos Humanos.

Es necesario poner el énfasis en que todas las personas puedan acceder a una mínima formación. Esta les debe dotar de las herramientas necesarias para poder desarrollar una actividad productiva. En este contexto, se puede conjugar de manera inteligente y equilibrada lo colectivo y lo individual, aunque procurando que la libertad siempre sea el valor más profundo.  Una sociedad que impulsa y ayuda a las personas que tienen más ambición y luchan para lograr fundar empresas. Donde los empresarios son respetados por toda la sociedad ya que aportan bienestar, trabajo, evolución y los bienes y servicios que necesitamos.

Una sociedad donde de verdad todos partimos de una casilla de salida equivalente y nuestro recorrido sea el que decidimos libremente y no el impuesto por las circunstancias. En este punto, quiero acordarme de las mujeres que tanto condicionamiento hemos sufrido y en el que muchas continúan.

Un mundo donde se valoran las diferencias por encima de las similitudes, y pensamos más en lo complementario que en quedarnos encerrados con los iguales.

Un mundo en el que respetamos lo local y aprovechamos lo global. Donde se conservan las tradiciones que no colisionen con la Declaración de Derechos Humanos, y se incorporan los elementos de la globalidad que de honestamente, aportan valor al conjunto.

Donde dejamos de vivir la vida en una visión dicotómica de opuestos. Lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro, que nos obliga a posicionarnos continuamente si no queremos quedarnos fuera de juego. En este sentido, aparece algo nuevo: una visión cuatridimensional, donde no existen las verdades absolutas, excepto las trascendentes, que lo son, para los que profesamos distintas creencias religiosas.

La gama de colores en esta nueva tierra es infinita; nadie molesta si no se posiciona; la razón no existe, porque divide. Por este motivo, buscamos y ansiamos conocer el punto de vista de los demás, ya que nos permite ver el mundo multidimensional en que vivimos.

Un mundo, en suma, en el que todo el mundo puede aportar, todos nos sentimos útiles y valiosos por algún buen motivo. Es decir, donde ninguna persona sienta que sobra y juntos logremos lo inimaginable, resultante del trabajo en EQUIPO.

coach online, coaching online, coach online, coaching online

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Fundadora de TalentoDirect.com. Directora de Recursos Humanos en grandes empresas durante más de 15 años: PEPSICO Bebidas, IKEA, Sun Microsystems, Dell Computers y Grupo Cosentino. Conferenciante, docente y coach. Abogado Laboralista en Garrigues. PIDD por ESIC.

Últimas entradas de Carolina Caparrós Alvarez (ver todo)

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *